Elementos de la Policía Federal de la División de Seguridad Regional aseguró un tráiler el cual la caja que remolcaba llevaba incrustada en sus paredes 310 kilogramos de polvo blanco con las características propias de cocaína.

Los hechos fueron durante la madrugada de ayer, sobre la autopista Puebla-Cordoba, el conductor de dicha unidad fue detenido y la carga fue asegurada.

Oficiales se encontraban realizando un patrullaje cuando de repente federales tuvieron contacto con un camión que al no mostrar su razón social, tuvieron que darle alcance ya que dicha unidad infringia al reglamento de Autotransporte Federal y Servicios Auxiliares.

Por lo cual oficiales le solicitaron al chofer que detuvieran su marcha y al mismo tiempo le solicitaron la documentación de la unidad, además de que lo cuestionaron sobre su carga.

A lo que el chofer respondió que transportaba 200 tarimas de madera, por lo cual federales procedieron a realizar una inspección.

Uno de los oficiales pudo observar que se encontraban unos tornillos removidos en la pared de dicha caja, motivo por el cual realizó una revisión minuciosa localizando varios paquetes.


Vicente S. Amayo

EL MUNDO DE TEHUACÁN