Exigirán al ayuntamiento municipal o autoridades aledañas al cerro denominado La Yerbabuena, en donde se pretende edificar una minera, aclarar los permisos otorgados a una empresa canadiense, debido a que se presume será la extracción de minerales lo que pondría en peligro los mantos acuíferos del municipio.

“Nosotros vamos a pedir toda la información para poder dársela a la ciudadanía y se pueda ventilar qué ayuntamiento nos ocultó esto, otras personas que sí sabían de esto son los comisariados ejidales”, resaltó Martín Barrios Hernández, presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán.

El entrevistado indicó que fue la Secretaría de Economía quienes tuvieron que otorgar la autorización de la instalación, misma que se encuentra entre los límites de San Nicolás Tetitzintla y Santiago Miahuatlán, pero que también se tuvo que consultar al gobierno del estado y posteriormente como último filtro a los ayuntamientos correspondientes.

Barrios Hernández explicó que la magnitud del problema es grave debido a que si se llega a instalar una mina para la extracción de oro o plata, esto generaría cerros dañados, agua contaminada, así como afectaciones ambientales y sociales. El reclamo es porque los cerros en donde se iniciaron trabajos desde diciembre son los que recargan a los manantiales de Tehuacán.

El activista dijo que exigirán la información para investigar al respecto y con ello saber qué tipo o método de extracción llevarán a cabo, debido a que el uso de cianuro es sumamente peligroso para la población, situación que autoridades e involucrados no tomaron en cuenta, pues esto también tendría afectaciones de salud para la ciudadanía.


Jennifer Carrillo

EL MUNDO DE TEHUACÁN