“Por las nubes” el precio de frutas y verduras. De por sí a principio de año se ajustaron al alza, ahora con las lluvias de los últimos días nuevamente algunos productos tuvieron un incremento del 20 hasta el 80%.

El consumir ciertas frutas se ha convertido prácticamente en un lujo, y esto derivado del precio al público, es el caso de la pera que se vende en 50 pesos; la uva ronda en 80 pesos por kilo y la manzana supera los 40 pesos.

En los últimos días, tras las precipitaciones, la papaya subió de 16 a 20 pesos por kilo; el melón de 35 a 40 pesos la pieza. Para los comerciantes de estos alimentos el panorama es complicado, ya que las ventas se desplomaron desde el regreso a clases y no han percibido recuperación.

Lo mismo pasa con las verduras, pero en este caso fueron más especies las que subieron según algunos vendedores, pues se torna más complicada la cosecha y en consecuencia la poca mercancía no satisface la demanda.

La papa pasó de 12 a 20 pesos, es decir subió un 40%. En el caso de la calabacita, una caja era adquirida en 60 a 70 pesos y ahora se cotiza hasta en 130 pesos.

La cebolla pasó de 14 a 20 pesos y el aguacate se mantiene, pues el consumidor puede encontrar el kilo en 30 o 60 pesos.

Para Virginia Avelino, las ventas se redujeron hasta un 50%, recurriendo a surtirse de lo necesario y con esto evitar pérdidas.


María Rojas Tobón

EL MUNDO DE TEHUACÁN