Con la llegada de las cerraduras inteligentes, poco a poco las llaves pasarán a ser cosa del pasado, y se verán desplazadas por aditamentos automáticos que permitirán mantener más seguros negocios y residencias.

En conjunto con las tradicionales llaves, las clásicas cerraduras y pasadores reforzados también desaparecerán con la llegada de la nueva tecnología.

Ahora, de acuerdo con comerciantes y técnicos expertos en el tema, aunque la instalación y operación de una cerradura inteligente se vea complicada, es mucho más fácil de lo que parece.

La mayoría de estas cerraduras están diseñadas para empotrar en los agujeros que ya tiene la puerta, y no habrá que preocuparse por perforarla de nuevo, por lo que no debería tardar más de 25 minutos en hacer la instalación.

Con esta tecnología, las empresas dedicadas al ramo ofrecen dar una mayor seguridad a las casas y comercios y cerrar el paso a los ladrones.

Las cerraduras inteligentes están diseñadas para abrirse de diferentes maneras, según sea el modelo adquirido, de los cuales existen precios variados.

Algunas cerraduras se desactivarán para dar acceso mediante un número de identificación personal (NIP), otras podrán abrirse mediante la huella digital y hasta por envío de señal desde un teléfono celular mediante wifi o bluetooth.

Con estos tipos de llaves virtuales operadas mediante llaveros electrónicos o smartphone, las puertas podrán abrirse a distancia, para dar acceso a algún familiar que llegue a visitarlo mientras usted no esté en casa.

También podrán abrirse sin siquiera tocarlas, ya que se accionará cuando esté enfrente la persona que traiga el teléfono celular o el llavero electrónico programado con anterioridad.

Una de las primeras cerraduras inteligentes que salieron al mercado, fueron la utilizadas en su mayoría en hoteles, las cuales manejan el sistema de apertura por medio de tarjeta electrónica utilizadas como llave.


Agencia Reforma