Caracas.- Grupos de centenares de opositores al Gobierno venezolano se enfrentaron ayer con las fuerzas de seguridad en diversos sectores del este Caracas, después de que varios de sus intentos por llegar al centro de la ciudad fuesen impedidos por la Policía con el uso de gases lacrimógenos y perdigones de goma. Miles de manifestantes, aunque en menor número que el miércoles, se concentraron ayer en los mismos 26 puntos de Caracas donde lo hicieron la víspera para intentar llegar a la Defensoría del Pueblo para pedir que esta institución respalde la iniciativa del Parlamento para remover a siete magistrados del Supremo, a los que acusan de llevar a cabo un golpe de estado a la Constitución. Contingentes de la policía militarizada y de la Policía Nacional dispersaron las concentraciones.


II EFE