México .-En su paso por el territorio de Tonga, el ciclón "Gita" ocasinó la destrucción del edifició del Parlamento de dicho país, además de que provocó la muerte de una persona, informaron autoridades locales.

La tormenta derribó el edificio del Parlamento centenario del reino y arrancó los techos de varias construcciones en la ciudad capital de Nuku'alofa.

"Fue una noche aterradora", afirmó Graham Kenna, asesor de la Oficina Nacional de Manejo de Emergencias de Tonga, a Australian Broadcasting Corporation.

"Estamos en el tercer piso de uno de los edificios más seguros de Nuku'alofa y el edificio estaba temblando y siendo golpeado por escombros de techos faltantes", afirmó.

Por su parte, el legislador tongano Lord Fusitu'a dijo a al medio australiano que no estaba claro dónde se reuniría el Parlamento.

"Las sucesivas legislaturas a lo largo de los años han sugerido la construcción de una nueva Casa del Parlamento y supongo que será una necesidad ahora", afirmó.

Asimismo, de acuerdo con los preliminares, un hombre de 72 años de edad murió de un ataque cardiáco atribuido al impacto de la tormenta en el territorio.

Sia Adam, vocero de la Policía local, informó a la radio de Nueva Zelanda que se registraron también tres heridos graves y unos 30 con lesiones menores, aunque aún se esperan reportes de otras zonas afectadas.

Tras su paso por el territorio de Tonga sin alcanzar la máxima categoría, la tormenta alcanzó vientos alrededor de los 200 kilómetros por hora, mismos que causaron daños que aún no se han podido evaluar.

Los Gobiernos de Nueva Zelanda y Australia anunciaron el envío de ayuda al conjunto de islas afectadas.

En dicha región de archipiélagos cercana a la línea de cambio de tiempo, aún se recuerda el paso del ciclón "Winston" en febrero de 2016, el cual alcanzó la categoría 5 y dejó 44 muertes en las islas Fiji.

La tarde de este martes, "Gita" se dirigía hacia las islas Lau, en el oriente de Fiji y al noroccidente de Tonga, donde se espera que se registren vientos de hasta 195 kilómetros por hora.

Cerca de las 14:00 horas (tiempo local de Fiji) la tormenta se encontraba a unos 60 kilómetros de la isla Ono-i-Lau con vientos de hasta 195 kilómetros por hora y rachas de hasta 275 kilómetros por hora.

A una velocidad de 25 kilómetros por hora, la tormenta se dirigía hacia el occidente, aunque se carecía de información de la situación en el grupo de islas Lau, en el suroriente de Fiji, ya que la comunicación telefónica estaba suspendida.

Reforma