Ciudad de México.- El aumento de la inflación, de las tasas de interés y el menor crecimiento económico conforman un “cocktail” que dificultará a las familias pagar los créditos que tienen en tarjetas, préstamos personales y de nómina, previó la calificadora Moody‘s.

“Nosotros vemos mayores riesgos en las carteras de crédito de consumo”, señaló Georges Hatcherian, analista de bancos de Moody’s.

“Este año lo que vamos a ver es menor crecimiento económico, mayores tasas de interés y alza de inflación, y todo este cocktail va a impactar en el ingreso que tienen las familias para pagar sus créditos de los bancos”.

Explicó que el aumento de la inflación genera que aumente el costo de la canasta básica, ya que deja menos ingreso disponible para pagar las deudas.

A su vez, agregó Hatcherian, el menor crecimiento económico tiene el potencial de disminuir los ingresos de las familias.

Indicó que los bancos que están más expuestos al retraso de pagos de sus clientes son los que atienden a segmentos socioeconómicos más bajos.

“Ellos van a estar más expuestos que los bancos grandes, los cuales están más expuestos a segmentos de más poder adquisitivo”, aseguró.

Sostuvo que si sube la cartera vencida de los bancos, éstos tendrán que constituir más reservas por riesgos de crédito, lo cual impactará su rentabilidad.

“Este año, a la luz de un menor crecimiento económico, los bancos van a crecer menos, pero es positivo porque así se reducen los riesgos de calidad de activos”, dijo.

“Seguramente algunos bancos van a tratar de focalizarse en clientes existentes y no en buscar nuevos clientes. Esto, para proteger su balance al menos durante este año en el que tenemos bastante incertidumbre”, concluyó.


Reforma