Ciudad de México.- En apoyo a la actividad económica de las zonas afectadas por el sismo, el Gobierno federal emitió un decreto que otorga beneficios fiscales a los contribuyentes de Oaxaca y Chiapas.

De acuerdo con el comunicado emitido por la Secretaria de Hacienda, se trata de beneficios fiscales en materia de ISR, IVA, IEPS y el pago cuotas de seguridad.

En lo referente a ISR, el decreto exime de su obligación de pagos provisionales para le periodo agosto-diciembre de 2017.

Además, difiere la obligación de los contribuyentes pertenecientes al Régimen de Incorporación Fiscal para que puedan presentar las declaraciones del cuarto bimestre hasta el sexto bimestre del año.

Con estas medidas, las autoridades buscan fomentar la reactivación económica de la zona, así como preservar las fuentes de empleo, señala Hacienda.

En cuanto a la deducción de inversiones, el decreto señala que éstas podrán deducirse de forma inmediata cuando se traten de bienes nuevos de activo fijo realizadas entre el 7 de septiembre de 2017 y el 31 de marzo de 2018 en las zonas afectadas.

En materia de IVA y IEPS, a través del decreto de ofrece la posibilidad de que los contribuyentes realicen en tres parcialidades iguales el pago definitivo de estos impuestos correspondientes a los últimos cinco meses del año en curso.

Para los contribuyentes que se dedican exclusivamente a las actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras o silvícola, y que opten por realizar pagos provisionales semestrales, de acuerdo con la Resolución de Facilidades Administrativas, podrán presentar las declaraciones de manera mensual para los meses correspondientes al segundo semestre de 2017.

Según el comunicado, el decreto establece que la devolución del IVA se tramitará en un plazo máximo de 10 días hábiles para aquellas solicitudes presentadas antes del 15 de septiembre de 2017.

Además, el decreto ofrece la posibilidad de que los contribuyentes que cuentan con autorización de pagos provisionales difieran sus pagos parciales de los últimos cuatro meses del año, y reanuden el pago de las parcialidades en enero del próximo año.

En cuanto a las cuotas de seguridad social, el decreto autoriza que los patrones paguen a plazos, en forma diferida o a través de 12 parcialidades, sin que esto les vaya a generar algún tipo de recargo.

Agencia Reforma

Foto: Reforma