Cuautitlán, Edomex.- Rubén Díaz Alamilla, un ex policía de Cuautitlán acusado de golpear en 2014 a un menor de nombre Owen, de 5 años, hijo de su pareja sentimental, fue sentenciado a 9 años de prisión por el delito de lesiones contra el pequeño.

Un Juez del Poder Judicial de Cuautitlán también le impuso una multa de 67 mil 290 pesos como reparación del daño, informó la Fiscalía General de Justicia del Estado de México en un comunicado.

Anteriormente, el hombre había sido sentenciado a 3 años 4 meses por el delito de actos libidinosos contra el menor, por lo que suma dos condenas en su contra, de acuerdo con la dependencia estatal.

"El caso Owen también fue emblemático porque representó una modificación al Código Penal para ajustar el tipo penal de violencia intrafamiliar, no solamente por los padres directos o las parejas sentimentales.

"Sino toda persona que estuviera en el núcleo familiar del niño o la niña lesionada o aquella que fuera la víctima, también sería probable responsable por la comisión de este delito", dijo Alejandro Sánchez, Fiscal General, citado en el documento.

El 16 de mayo de 2014, el hombre golpeó a Owen, en un domicilio de Cuautitlán, quien presentaba quemaduras de cigarro en todo su cuerpo, por lo que fue ingresado a un hospital del Issemyn, en Tlalnepantla.

Reforma