Desolador panorama es el que se espera para los migrantes poblanos deportados o que regresen al estado por voluntad propia procedentes de Estados Unidos, pues los tres órdenes de gobierno se verán rebasados ya que no existen suficientes fuentes de empleo para satisfacer la demanda.

Lo anterior lo declaró Ricardo Andrade, presidente de la organización “Pies Secos”, quien argumentó que las amenazas contra las “ciudades santuario” afectarían de forma importante, pues los inmigrantes poblanos radican en ellas.

Es importante recordar que en sus primeros días como presidente de Estados Unidos, Donald Trump firmó los acuerdos para realizar el muro fronterizo que lo divide de México, así como otras acciones contra los migrantes que radican en este país.

Expuso que México no tiene la capacidad de proporcionar empleo a quienes regresen, pues fue la falta de oportunidades la que provocó que buscaran el “sueño americano”, y ante su inminente regreso, las oportunidades siguen sin aumentar.

Algunas medidas ya se implementaron para las eventuales deportaciones, por ejemplo en educación, donde los estudiantes que regresen a México realizarán menos trámites para retomar sus estudios.

GILBERTO SILVA

EL MUNDO DE TEHUACÁN