El corredor turístico que se construyó en San Antonio Texcala para beneficiar a los artesanos de la localidad no ha cumplido las expectativas, a más de dos años de implementar dicho proyecto, el tramo ya muestra desperfectos y el interés de los turistas por adquirir piezas artesanales es mínimo.

Locatarios del lugar dieron a conocer que la cercanía de los establecimientos a la carretera no permite que automovilistas se estacionen para la compra de artesanías y algunas vallas han sufrido afectaciones.

Fueron autoridades del municipio de Zapotitlán Salinas de quienes surgió la iniciativa, inversión que no ha cristalizado grandes beneficios, aunque vendedores han tratado de mantener activa la producción de piezas, por lo que realizan trabajos atractivos que llamen la atención de automovilistas que transitan por esta carretera.

Ante esto, el director de Turismo Erik Eduardo Huerta Serrano, aseguró que con el proyecto sí se está logrando el propósito de que visitantes tengan la seguridad de transitar libremente y acceder a los locales de onix, barro y palma que ofertan sus productos; ya que turistas que visitan los atractivos de Zapotitlán a su paso compran alguna artesanía en esa junta auxiliar de Texcala.

Huerta Serrano aseveró que lo importante es que tanto prestadores de servicios, artesanos y autoridades municipales trabajen coordinadamente con el fin de aumentar el interés de consumidores que generen flujo económico tanto en San Antonio Texcala como en Zapotitlán, ya que ambos destinos son paso importante de turistas.


Jennifer Carrillo

El Mundo de Tehuacán